Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Madeleine McCann - La Investigación


La investigación

En un primer momento, la policía portuguesa consideró a Madeleine McCann desparecida, pero a los pocos días pasó a identificarla como víctima de un secuestro. Barajaban dos hipótesis: la primera, que detrás del rapto se encontrase una red de pederastia internacional; la segunda, que la responsable fuese una red de adopciones. Después de que la búsqueda no diese ningún resultado, la policía trabajó sobre la información proporcionada por 30 testigos para elaborar una primera descripción del individuo que creían la había secuestrado.

Los McCann rogaron al presunto secuestrador que devolviese a Madeleine y solicitaron además que cesara la amargura también para las familias de otros niños desaparecidos, las cuales se habían quejado de que la policía se había volcado en el caso Madeleine y descuidado los suyos.

Unas dos semanas después de perderse el rastro de la niña, la policía portuguesa identificó a Robert Murat como arguido: un sospechoso que no ha sido detenido ni imputado, pero al que se le trata como algo más que un testigo. Murat, un agente inmobiliario de 33 años, era descrito por sus amigos como alguien cuyo excesivo entusiasmo le acarreaba en ocasiones ser mal interpretado. Los primeros en informar sobre Murat a la policía fueron los periódicos británicos, que sospecharon de la forma en que este revoloteaba alrededor de la investigación. A la semana siguiente, un individuo ruso, Sergei Malinka, relacionado con Murat, también estaba ayudando a la policía con el caso.

A finales de mayo de 2007, cuando Madeleine llevaba desaparecida alrededor de tres semanas, el detective encargado de la investigación, el inspector jefe Olegario Sousa, afirmó a los periodistas que tenían a un sospechoso: “Se trata de un varón de raza caucásica, de entre 35 y 40 años, complexión media, 1,78 metros de altura, pelo más bien corto y vestido con una chaqueta oscura, pantalones claros o amarillentos y zapatos oscuros.”

Al principio, los McCann, ambos médicos en Leicestershire (Reino Unido) permanecieron al margen de los medios, sin embargo, pronto decidieron cambiar de táctica y lanzaron una increíble campaña mediática de ámbito mundial para encontrar a su hija. Se creó una página web sobre la niña, que recibió más de 50 millones de visitas en solo 24 horas.

Al mismo tiempo, los McCann asumieron públicamente su culpa por haber dejado solos a los niños en el apartamento y aseguraron que, por lo menos, esperaban que quien hubiera secuestrado a Madeleine lo hubiera hecho porque quería desesperadamente un hijo y no porque fuera un abusador.
En junio tuvieron una audiencia con el Papa, que rezó por su hija y bendijo una fotografía de la niña. También aparecieron en el programa de Antena 3 Televisión Los más buscados para realizar otro emotivo llamamiento.

El rostro de Madeleine fue proyectado en la final de la Copa inglesa de fútbol, con una audiencia estimada de 500 millones de espectadores. Además, en las finales de la UEFA y la Heineken Cup de rugby se difundió un video sobre la niña, mientras los jugadores del Liverpool posaban con una pancarta en la que se leía: “Bring Maddie Home“ (Devolved a Maddie a casa).

Toda esta exposición mediática acarreó críticas hacia la pareja, que tuvo que mantener la compostura en una rueda de prensa en la que se les preguntó si tenían algo que ver con la desaparición de su hija.
A mediados de junio, el caso parecía experimentar un avance significativo cuando un periódico holandés recibió una carta anónima en la que se indicaba el supuesto lugar en el que el cuerpo de Madeleine había sido enterrado.

La policía holandesa dio crédito a la carta ya que era similar a otra que había llegado al mismo periódico el año anterior en la que se señalaba el punto en el que se escondían los cuerpos de dos niños desaparecidos. Sin embargo, la misiva no resultó ser finalmente de utilidad. También llegaron informaciones de que se había visto a varias niñas rubias que supuestamente se asemejaban a Maddy McCann, pero tampoco dieron ningún fruto.

No pasó mucho tiempo hasta que los McCann se convirtieron en sospechosos para los investigadores. En agosto se enviaron muestras de sangre procedentes del apartamento portugués en el que había dormido Madeleine a un laboratorio británico para analizar el ADN. No se encontraron coincidencias, pero aun así, los rumores sobre la posible implicación de los McCann en la desaparición de su hija no se acallaron.

En septiembre de 2007, los padres fueron declarados formalmente sospechosos. Según algunas informaciones, la policía ofreció un trato a Kate McCann si reconocía haber matado de forma accidental a su hija. Su marido Gerry supuestamente se enfrentó a una situación similar.
La portavoz de la familia, Justine McGuinness, explicó que también se había interrogado a Kate McCann sobre los restos de sangre encontrados en el coche que la pareja alquiló cuatro semanas después de la desaparición de Madeleine, así como sobre las muestras de ADN halladas en la ropa.
La hermana de Gerry McCann, Philomena McCann, dijo a los periodistas: “Sugieren que Kate mató de forma accidental a Madeleine, guardó su cuerpo y luego se deshizo de él. Nunca en mi vida he oído algo tan absolutamente ridículo.”

Los McCann volvieron a Inglaterra, y la policía portuguesa admitió que la confusión y los desacuerdos del comienzo de la investigación hicieron muy difícil probar sus sospechas de que los padres estuvieran involucrados de alguna forma en la desaparición y presunta muerte de Madeleine. Los McCann negaron rotunda y repetidamente toda implicación.

Mientras tanto, los casos de personas de diferentes países que afirmaban haber visto a una niña rubia muy parecida a Madeleine se multiplicaban. Los periodistas acudieron en masa a Marruecos a finales de septiembre de 2007 después de que la Interpol recibiera una foto en la que se veía a una mujer con una niña rubia a la espalda.

La investigación tenía que afrontar además un nuevo contratiempo después de que uno de los policías portugueses encargados del caso fuera apartado del mismo y otro solicitara una excedencia.
En ese momento, tanto los medios de comunicación como la opinión pública estaban enganchados a la historia, y los primeros informaban de cada nueva prueba que aparecía. Un periódico incluso aseguró que se habían hallado vestigios del cuerpo de Madeleine McCann en una playa portuguesa, una historia que más tarde fue desmentida. Otros titulares que saltaron a las primeras planas fueron: “Podemos probar que fueron los padres, afirma la policía portuguesa”; “Kate se enfrenta a 10 años de prisión. Ahora podrían acusar a los padres por abandono de los niños”; “Hallada una jeringuilla en el apartamento de Madeleine”; “Madeleine murió por la ingesta de somníferos. Una declaración asombrosa”; “Los McCann o un amigo de la familia son los responsables”; y, “En el coche de los padres se escondía un cadáver, según la policía portuguesa”.

En noviembre de 2007, Gerry McCann volvió a su puesto de trabajo, aunque su vida estaba lejos de volver a la normalidad. Una nueva noticia de un periódico sugería que la pareja había vendido a su hija, mientras que otros afirmaban que habían vendido los derechos de la historia para rodar una película y que la pareja se había separado a causa de la investigación.

Fue un alivio para el matrimonio cuando, en febrero de 2008, el director nacional de la Policía Judicial portuguesa Alípio Ribeiro señaló que los investigadores podrían haberse precipitado al convertir en el mes de septiembre a los McCann en sospechosos oficiales de la desaparición de su hija. Esa decisión pudo haber disuadido a los ciudadanos de colaborar con la policía con información útil para la investigación. Por aquel entonces, ya habían pasado ocho meses y la policía no se hallaba más cerca de localizar a la niña. El caso comenzaba a enfriarse.

Libres de toda sospecha, los McCann consiguieron hacer frente a las horribles informaciones que se habían vertido sobre ellos. En marzo de 2008, los padres de Madeleine fueron indemnizados por las difamaciones realizadas por el grupo de comunicación Express Newspapers, que además pidió disculpas por haberlos señalado como responsables. En aquella ocasión la empresa de comunicación indemnizó con 550.000 libras esterlinas (unos 694.000 euros), que se destinaron a la campaña Find Madeleine.

Los McCann decidieron contratar a una agencia de detectives española y se habilitó una línea telefónica activa 24 horas al día con la esperanza de obtener nuevas informaciones de países como Portugal, Marruecos y la propia España, lugares que se creía albergaban pistas sobre Madeleine.

En julio de 2008, Robert Murat, el primer sospechoso oficial del caso, aceptó una  indemnización por daños y perjuicios de 600.000 libras esterlinas (unos 750.000 euros) por las aseveraciones que realizaron los periódicos británicos sobre su participación en la desaparición de Madeleine. Se le retiró por lo tanto la condición de sospechoso. Varios meses después, el canal de televisión Sky News pidió disculpas a Murat y aceptó pagarle una suma sustancial por daños y perjuicios a raíz de publicar en su web una historia difamatoria en la que lo comparaba con un célebre asesino de niños.

En octubre de 2008, se dictaminó que Express Newspapers debía pagar 375.000 libras esterlinas (unos 479.000 euros) de indemnización por daños y perjuicios a los amigos que acompañaban a Kate y Gerry McCann en las vacaciones durante las cuales desapareció Madeleine. El grupo, conocido como los “tapas seven” (los siete de las tapas) donó el dinero a la fundación Find Madeleine. Algunos periódicos británicos señalaron que las autoridades portuguesas habían identificado como posibles sospechosos a algunos de los siete amigos.

A pesar de los millares de reportajes en medios de comunicación y los millones de libras desembolsados en campañas de apoyo y publicidad, a día de hoy todavía no se ha encontrado a Madeleine.

Fuente

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar