Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Las incógnitas sobre Sara Morales

El violador de la feria

Las incógnitas sobre Sara Morales cuatro años después de su desaparición

En un par de semanas se cumplirán cuatro años desde que desapareció la joven Sara Morales en Gran Canaria y las incógnitas sobre su paradero siguen sin resolverse. La investigación vuelve a estar «congelada» tras la última gran búsqueda realizada en el pozo de Jinámar donde la aparición de unos restos óseos activó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pero, ¿qué pasó el 30 de julio de 2006? La niña, de 14 años, salió de su casa situada en el barrio de Escaleritas en dirección al centro comercial La Ballena donde había quedado con un amigo.
Sara, morena de pelo largo, ojos marrones y aproximadamente 1,55 de estatura, vestía falda vaquera, camiseta de tirantes amarilla, bambas plateadas y llevaba unas gafas graduadas con monturas metálicas. Nada se ha sabido desde entonces pese a los trabajos continuos de los cuerpos policiales por resolver un caso, junto al de Yéremi Vargas, desaparecido en el sur de la isla, que tiene en vilo a la sociedad canaria. Tampoco se ha resuelto, siquiera, la posible vinculación del conocido como «violador de La Feria» con Sara Morales, quien se suicidó en la cárcel de Salto del Negro en enero de 2009. Se encontraba incomunicado para evitar incidentes con otros reclusos aunque compartía el patio con algunos de ellos. Su cuerpo apareció en uno de los baños.

Versión de los hechos

Miguel Ángel M. R., casado y padre de dos hijos, había sido acusado de numerosas violaciones en serie en Gran Canaria y llegó a ser reconocido por una veintena de posibles víctimas. Fue detenido tras dos años de intensas investigaciones y poco antes de suicidarse escribió una carta en la que aseguraba no tener ninguna relación con la desaparición de la menor. Una copia de la misiva, consultada también por este diario, anuncia su muerte y muestra su hartazgo por la presión policial que lo quiere vincular a la desaparición de Sara Morales, pero deja claro, en todo momento, que no tiene nada que ver con la desaparición.
¿Es creíble su versión? El criminólogo Félix Ríos, que ha asesorado en alguna ocasión a la familia de Sara, tiene dudas, y por eso ha remitido dos cartas a la familia de Miguel Ángel M. R. y a su abogado, ristóbal Díaz con el fin de poder esclarecer los hechos.Con este también ha tenido un encuentro verbal en el que leha explicado su proposición. En los documentos, echados el pasado 25 de mayo y a los que ha tenido acceso ABC, Ríos solicita tener acceso a las diligencias judiciales con el fin de cotejar el perfil criminal de Miguel Ángel con su propia hipótesis de trabajo. «Como sé que su abogado y ustedes están convencidos de que no tiene nada que ver un caso con otro, quisiera proponerles una manera de que todos salgamos de dudas, y de que al tiempo, la sociedad sepa que ustedes tienen tanto interés como cualquier otro canario de que se resuelva lo antes posible el caso de Sara», relata la misiva.

«Mi intención», continúa la carta, «no es otra que comparar dicho perfil con el de Miguel Ángel, para ver si encaja o no. Para ello bastaría con que ustedes autorizaran a Cristóbal, para que me permitieran estudiar las diligencias instruidas en el juzgado (al completo), bien facilitándome copia íntegra o permitiéndome él que las obtenga yo del juzgado con su permiso, especialmente me interesa cómo eran las supuestas víctimas de Miguel Ángel y cómo surgían los problemas con ellas (si eran sólo prostitutas...)». Se trata, según Ríos, de cotejar el trabajo judicial con su propia hipótesis para ver si confluyen o se descarta definitivamente la vinculación del «violador de la Feria» con Sara Morales.
Se trataba de un hombre muy fuerte físicamente que cometió muchos de sus crímenes en los alredededores del barrio de La Feria , todos con un nexo común: la utilización de una violencia extrema. En muchas ocasiones actuaba bajo los efectos de drogas y alcohol. Contactaba con sus víctimas en bares de copas o, directamente, en prostíbulos y voluntariamente o a la fuerza, las conducía en su vehículo a zonas aisladas del litoral norte de la isla.
En la carta, Ríos solicita la colaboración de la familia de Miguel Ángel con el fin de esclarecer los hechos y eliminar definitivamente toda sombra de duda sobre el caso. «Entiendo que, por parte de ustedes, sería una muestra de transparencia y buena voluntad, tanto de cara a la familia de Sara Morales como de la propia sociedad canaria», señala.

Fundación

En cualquier caso, el criminólogo tinerfeño ya anunció en este periódico que se personará directamente en la causa judicial con dos abogados a partir del mes de septiembre una vez se constituya una Fundación destinada a resolver crímenes olvidados y desapariciones de niños dirigida, principalmente, a familias sin recursos. Con un capital inicial de 30.000 euros. La Fundación adoptará el nombre de la diosa hindú Lakshmi, representante de la buena fortuna, la abundancia, el amor, la belleza y la justicia, un nombre nada casual si se tiene en cuenta que uno de sus principales apoyos es un conocido empresario grancanario de origen hindú con un fuerte grupo de empresas locales muy vinculadas al sector hotelero. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar