Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Ithaisa sueña con que Yeremi pueda conocer a su futuro hermano

El nacimiento de Aday, previsto para dentro de dos meses y medio, ha hecho que Ithaisa vuelva a sonreír. La joven madre de Yeremi Vargas, desaparecido en Vecindario el 10 de marzo de 2007, espera con ilusión la llegada de su tercer hijo mientras mantiene la esperanza de abrazar a su primogénito.


 13-5-2011
Aday llegará dentro de poco, menos de dos meses y medio para alegrar a Jonathan e Ithaisa, que lo esperan con esa ilusión que sólo saben sentir quienes son padres. Aday traerá un poco de alegría a la familia Suárez, que ya lleva demasiado tiempo sufriendo y manteniendo la esperanza de ver cómo el pequeño Yeremi entra de nuevo corriendo y haciendo el gamberro por la puerta de su casa. Cuando eso ocurra, la vida volverá a ser vida para ellos y los últimos cuatro años se borrarán. Como si el tiempo se hubiera congelado aquel 10 de marzo de 2007, cuando alguien se llevó a Yeremi de la puerta de la vivienda de sus abuelos, en la localidad de Vecindario, en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tirajana.

Para Ithaisa, el amor de su nueva pareja, el deportista Jonathan Guisado, y la dulce espera del bebé de ambos han supuesto un respiro, un pequeño halo de alegría que le está ayudando a olvidar las épocas en las que no tenía ganas de vivir porque no tenía a Yeremi a su lado. Ithaisa ha vivido en un infierno de depresiones, médicos y tratamientos. Han sido tiempos oscuros, en los que la joven era un fantasma de sí misma, encerrada en su casa y mantenida en pie por las ansias de volver a ver a su hijo. Aidam, su otro pequeño, la colmaba de amor, pero a ella le faltaba y aún le falta Yeri.

Hace poco más de un año, el amor volvió a llamar a su puerta y hoy, aunque sigue sufriendo lo indecible por la ausencia de Yeremi, esta madre vuelve a sonreír tocada por una nueva ilusión: Aday. Su día a día ha vuelto a retomar algo de normalidad, aunque el dolor continúa haciendo presa en su corazón. «Mi mundo está ensombrecido porque me falta mi hijo. Sigo esperando y confiando en que lo encontrarán y volverá a nuestro lado. Y cuando eso ocurra, este sufrimiento terminará y Yeremi conocerá a su nuevo hermano, que lo estará esperando para darle todo su amor, igual que todos nosotros», afirma Ithaisa.

 Fuente


http://yeremi-vargas.blogspot.com

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar