Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Sonia Iglesias - La Policía Nacional confirma avances importantes en el caso

Los padres y la hermana de Sonia durante su conversación con Diario de Pontevedra

23/02/2011
La investigación encaminada a esclarecer la desaparición de Sonia Iglesias Eirín ha dado un giro inesperado en los últimos días. La irrupción en escena del comisario jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Madrid, Serafín Castro, en un conocido programa de televisión en la mañana de ayer, sorprendió incluso a Maricarmen Iglesias, que le acompañó en el plató.

La voz más autorizada de España para hablar puso al fin luz y taquígrafos a un secreto que guardaron celosamente durante meses los responsables de las fuerzas de seguridad de Pontevedra, el subdelegado Delfín Fernández, y Galicia, el delegado Antón Louro, tal vez ignorantes de los pasos que se estaban dando.
Lo cierto es que Castro espetó que solo «falta una chispa para que se haga la luz», que manejan «datos muy importantes; nos faltan unas piezas para que el puzzle pueda ser completo ». Añadió, además, que tienen «sospechosos» y que ya han sacado «conclusiones».

La hermana de Sonia estuvo en Madrid y escuchó de primera mano las declaraciones del jefe de la UDEV. Recién llegada en Pontevedra, se desplazó a la casa de sus padres, en Monte Porreiro. Allí, la familia en pleno (incluido Alejandro, el hijo de Sonia, que hacía los deberes junto a su prima) recibió a Diario de Pontevedra con la amabilidad de siempre, pero mostrando un semblante diferente.

La esperanza se vislumbra al fin en sus rostros, matizada, eso sí, por un tremendo sufrimiento interior cada vez que recuerdan a su ser querido. «un cambio». Maricarmen Iglesias admitió que las palabras de Castro «por fin suponen un cambio en la manera de encarar la situación. Hasta ahora nunca habíamos tenido conocimiento de avances en las investigaciones, y ahora vemos que sí, que están cerca de algo, y al menos tenemos esperanzas de que la encuentren». Maricarmen añadió que «nosotros siempre supimos que ella nunca se pudo marchar voluntariamente, pero ahora lo ha dicho la Policía».

El comisario de la UDEV aseguró por primera vez que «se trata de una desaparición forzosa », echando por tierra de una vez por todas los rumores, algunos de ellos malintencionados, que llegaron a apuntar que Sonia se pudo ir por su propio pie. «Ogallá fose iso certo, porque ela estaría viva, pero sabemos que non foi así», puntualizó Carmen Eirín, la madre de Sonia.

Sospechosos
Serafín Castro incidió, además, en la teoría policial que se suele cumplir en este tipo de casos de personas desaparecidas, que apunta al entorno próximo de la víctima como una de las principales fuentes para la investigación. «Normalmente, el entorno siempre está implicado, o directa o indirectamente».

Las miradas de la calle y también de los agentes apuntaron desde el principio hacia el entorno de su pareja, Julio Araújo, que fue interrogado en múltiples ocasiones (y durante varias horas) por agentes especializados aunque, por lo que ha trascendido, sus coartadas no mostraron fisuras.

Respecto a los últimos minutos de Sonia en Pontevedra, ayer también trascendieron ciertos detalles hasta ahora desconocidos para la opinión pública pontevedresa. Maricarmen Iglesias confirmó que «al zapatero fueron los dos juntos, ella y él». Alejandro Iglesias la interrumpió para decir que «deixou tres pares de zapatos para arranxar. ¿Como ía pensar en marchar?».

Los instantes siguientes fueron distintos a los conocidos: Sonia volvió al coche, donde la esperaba Julio Araújo. Después, el compañero sentimental de la joven (ambos estaban a punto de hacer ‘oficial’ su ruptura) ofrece dos versiones contradictorias: la primera, que Sonia salió del vehículo porque había un atasco y llevaba prisa; la segunda, en otro interrogatorio y consciente de que las cámaras de seguridad reflejaban que a esa hora la circulación era fluida por la zona en la que indicó que se había apeado, declaró que abandonó el turismo porque un vehículo les interrumpía el paso. Maricarmen Iglesias, que escuchó de primera mano estas hipótesis, confirmó su veracidad.

Ante la justicia
Los tres familiares más directos (junto a su hijo) de Sonia Iglesias coincidieron en declarar que «primero, queremos que encuentren el cuerpo para terminar con todo este sufrimiento, y después, que el culpable o los culpables respondan ante la Justicia por lo que han hecho». Alejandro Iglesias, con brillo en los ojos cada vez que recuerda a su hija desaparecida, insistió en alabar las virtudes de Sonia. «A ese de aí (en referencia a su nieto) non o deixaría por nada».

Maricarmen explicó, reforzando las palabras de su padre, que en varias ocasiones Inditex, empresa para la que trabajaba, le ofreció puestos de más responsabilidad (y sueldo) del que ocupaba en Massimo Dutti, pero que los rechazó para mantenerse al lado de su hijo, en Pontevedra. «Isto non o desexo nin ao meu peor inimigo», repitió Alejandro Iglesias. Maricarmen explicó la importancia de las pistas que se puedan obtener a partir de las llamadas al 900 103 107 que ayer pusieron en marcha.

«Esperamos que gente que ahora se siente intimidada por el hecho de acudir a la Policía llame para dar los datos que tenga, y así los agentes puedan enlazar unas cosas con otras para esclarecer el caso».

Fuente

 http://yeremi-vargas.blogspot.com

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar