Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

El cuerpo es la pieza del puzle que sigue sin encajar

La Policía y el juez que instruyó la causa han continuado comprobando pistas respecto al paradero del cadáver, pero ninguna de estas gestiones ha permitido la recuperación de los restos.

23.1.2011
Dos años después del crimen y desaparición de Marta del Castillo, la búsqueda de su cuerpo sigue estancada. Sin la espectacularidad de los primeros meses, con discreción, la Policía y el juez Francisco de Asís Molina han continuado las gestiones para tratar de localizar el cadáver. Y lo han hecho en el marco de una pieza separada que se abrió en noviembre de 2009 en la causa principal, después de haber emprendido hasta cuatro grandes labores de búsquedas en el río Guadalquivir, el vertedero Montemarta-Cónica de Alcalá de Guadaíra y por dos ocasiones en la localidad de Camas, donde residía la familia de la ex novia de Miguel Carcaño, con la que convivía el asesino confeso hasta tan sólo unos días antes de ser detenido como principal implicado en la muerte de la joven de 17 años.

El silencio cómplice que en todo este tiempo han mantenido los implicados en el caso ha impedido la recuperación del cuerpo. A pesar de ello, la búsqueda de Marta ha continuado durante estos dos años, incluso después de que en el mes de abril del año pasado el instructor del caso dictara el auto de apertura de juicio oral contra los cuatro adultos imputados, que se enfrentan a penas que oscilan entre los cinco y los 52 años de prisión, en el caso de Miguel Carcaño.

Desde ese momento, una vez finalizada la instrucción, la causa entró en otra fase, la de enjuiciamiento, en la que varios meses después todavía se está tratando de determinar si el caso debe ser juzgado ante un jurado popular, como solicitan la Fiscalía y los padres de Marta, o ante un tribunal compuesto por magistrados profesionales, como entienden los abogados defensores de todos los acusados.

Todas esas dilaciones no han afectado a la incesante labor de búsqueda del cuerpo de Marta, que el juez Molina ha continuado de forma paralela a las demás ocupaciones de su juzgado. En esa investigación se han ido estudiando las últimas pistas que han ido llegando a la Policía o al juzgado, pero que en todos los casos han resultado siempre infructuosas.

Una de las últimas pistas que llegaron al juzgado y que tampoco han conducido a nuevas revelaciones parten de los comentarios que una internauta, conocida con el nick de Rubí samuelista, dejó en varias publicaciones electrónicas. La pista de esa internauta, que supuestamente tendría alguna información relacionada con el caso por haber mantenido contactos por escrito con Miguel Carcaño, fue investigada por la Policía pero el juez rechazó finalmente tomarle declaración en sede judicial, al entender que su testimonio no aportaba ninguna novedad para la búsqueda del cuerpo de Marta.

En esas cartas enviadas por la internauta a la prisión de Morón, donde permanece encarcelado Miguel Carcaño desde febrero de 2009, se hablaba de un vigilante de seguridad que podría haber tenido una supuesta relación con los hechos, ya que este individuo parece que era amigo del asesino confeso, así como de Samuel Benítez y del Cuco.

El abogado José Manuel Carrión, que defiende al hermano de Miguel Carcaño, aportó en relación con esta persona una serie de documentos anónimos con información de este vigilante de seguridad y que les fueron enviados a su despacho profesional. El juez Molina no ha practicado ninguna diligencia relacionada con esta persona, lo que significa que tampoco se considera relevante de cara a la localización del cuerpo. De hecho, este vigilante de seguridad ya habría prestado incluso declaración ante la Policía en el marco de la investigación desarrollada por los agentes para agotar todas las posibles pistas.

En la información aportada por el letrado y que fue incorporada a la pieza separada de la causa figuraba que este supuesto amigo de Miguel Carcaño, Samuel y el menor les habría enseñado artes marciales y a pelearse con katanas. Después de todas estas pistas falsas, la familia de Marta confía en que el inicio del juicio al Cuco pueda contribuir a esclarecer dónde está el cuerpo de su hija. Miguel Carcaño tiene una oportunidad en el juicio que se inicia mañana para decir dónde está la joven desaparecida.

Fuente

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar