Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Se busca a 318 desaparecidos en Canarias




Los expedientes sin resolver corresponden a los casos registrados a lo largo de la última década. La Policía y la Guardia Civil contabilizan más de un millar de denuncias al año

MIGUEL ÁNGEL AUTERO Más de quinientas personas desaparecen cada año en la provincia tinerfeña y algo más del doble en toda Canarias. Al menos éste es el número de denuncias que se tramitan de media en las comisarías del Cuerpo Nacional de Policía y en los cuarteles de la Guardia Civil en el Archipiélago. La mayor parte de los casos se resuelven con éxito y, a las pocas horas de que se dé la voz de alarma, se localiza a la persona que se echaba en falta. Sin embargo, hay un pequeño porcentaje de casos sobre los que nunca se vuelve a tener noticias. Son desapariciones por voluntad propia o porque se retiene a la persona contra su voluntad. En las Islas existen 318 expedientes que continúan abiertos a lo largo de la última década. Por provincias es la de Las Palmas la que tiene un mayor número, con 171 casos, mientras que en Santa Cruz de Tenerife son 147 los que están pendientes de resolución.

Dos de estos expedientes sin resolver mantienen en vilo a la sociedad canaria: Sara Morales y Yéremi Vargas a quienes se busca en Gran Canaria desde 2006 y 2007, respectivamente. La Policía Nacional y la Guardia Civil no han obtenido resultados positivos hasta el momento salvo la certeza de que los niños desaparecieron contra su voluntad.

La mayor tasa por habitantes

Las dos provincias canarias se sitúan entre aquellas que mayor tasa de desapariciones registran al año por cada 100.000 habitantes, según fuentes de la Guardia Civil. Así, Las Palmas tiene una tasa de 21 desapariciones por las 14,2 que se contabilizan en Santa Cruz de Tenerife. La media estatal es de 7 por cada 100.000 habitantes y Melilla lidera este ranking con 63,5. Le sigue Almería con 39,4; Ceuta, 15,9; Baleares, 14,3; Murcia, 13,4; Ciudad Real, 11,9, y Tarragona, 10,3.

En Canarias se busca actualmente a dos personas: un hombre que lleva una semana desaparecido en Lanzarote y una mujer que falta desde hace tres días en su casa de Tenerife. Ambos casos tienen, según las investigaciones, diferentes causas.

De hecho, en el caso de la desaparición de Pedro Robayna, de 62 años y empleado del Ayuntamiento de Tías, fue visto por última vez en Puerto del Carmen hace nueve días, y ahora cobra fuerza la hipótesis de que no se cayera al mar de forma accidental sino que fuera objeto de un robo y que el asaltante se lo llevara del lugar contra su voluntad. Por ello, la Guardia Civil ha enviado a la Isla un equipo de la Policía Judicial de la Comandancia de Las Palmas de Gran Canaria para colaborar con las investigaciones que, en este sentido, se desarrollan desde el pasado miércoles. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Arrecife ha declarado secretas las actuaciones y se ha pedido a los amigos y allegados de Robayna que dejen de organizar por su cuenta partidas de búsqueda con el fin de no entorpecer las pesquisas y los rastreos que efectúan los equipos de emergencia.

En La Laguna

En Tenerife, Inedina González Izquierdo, más conocida como Yiya, de 53 años, continúa desaparecida después de que su familia la viera por última vez la mañana del jueves en su casa de San Benito, en La Laguna. Según han relatado sus familiares, la mujer sufre una fuerte depresión y sigue un tratamiento médico. Su desaparición fue denunciada en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de La Laguna, cuyos agentes intentan averiguar el paradero de Yiya. Se trabaja sobre la hipótesis de que la mujer saliera temprano de su casa el pasado jueves y se desorientara.

Las desapariciones de personas mayores o que padecen algún tipo de enfermedad que les impide recordar el camino de regreso a casa son casos que se producen con cierta frecuencia, pero el grueso de las denuncias por desaparición son las que se refiere a adolescentes, sobre todo en las fechas de entrega de calificaciones escolares o cuando se produce alguna discusión en el seno familiar. En realidad, los investigadores las llaman "fugas" más que casos de desaparición propiamente dichos y suelen resolverse con éxito en el plazo de unas horas o pocos días, con el regreso de los jóvenes a sus casas.

Pero existe un pequeño porcentaje de las denuncias que tienen un origen distinto, entre ellos, el secuestro por parte de terceras personas, sean desconocidos o sea alguno de sus progenitores, generalmente, cuando éstos se separan y dejan el lugar de residencia habitual con el hijo o hijos sin decirle nada a la otra parte. Es lo que se conoce como "secuestro parental".

Cruzando los datos que maneja el Ministerio del Interior y los de una asociación creada para la recuperación de niños sacados del país, en España hay algo más de 200 expedientes sin resolver, lo que no quiere decir que sean sólo 200 las víctimas de secuestros parentales. Son algo más del doble pues hay expedientes con hasta tres niños.

A pesar de que el número de denuncias anuales en la provincia tinerfeña puede parecer una cifra elevada, lo cierto es que se resuelve la práctica totalidad de los casos. Según fuentes policiales, el 94% de los casos quedan en un susto, pero con final feliz. Sólo el 1% terminan con el hallazgo de un cadáver y el 5% restante de los casos o quedan sin resolver o son expedientes de personas que han sido localizadas por su familia y no lo ponen en conocimiento de las autoridades. Cuando la búsqueda de la persona desaparecida concluye gracias a la investigación policial, la denuncia se anula automáticamente.

Más de 200 niños siguen fuera de casa

En toda España se registran alrededor de 9.000 denuncias anuales por la desaparición de menores, sin embargo, la mayor parte corresponden a fugas de adolescentes y entre 1.400 y 1.600 corresponden a desapariciones de otro tipo.

Los archivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil tienen unos 200 expedientes sin cerrar de menores desaparecidos. La cifra no es muy alta, si se tiene en cuenta que los ficheros contienen los datos de más de 12.600 personas "desaparecidas y pendientes de localizar", aunque el impacto social y mediático que tienen estos 200 casos de menores es incuestionable. Los casos de menores sin resolver siempre son catalogados "de alto riesgo", es decir, "son desaparecidos en contra de su voluntad y detrás de cada caso se esconde un delito de secuestro".

Aún se investigan las desapariciones de Katarzyna Olga Brzostkowska –desapareció en La Laguna en febrero de 2009 y tenía 14 años cuando se fugó de un centro. Amy Fitzpatrick (Málaga 2008), Yéremi Vargas (2007), Sara Morales (2006) y Josué Monge (Sevilla, 2006). La lista de niños sobre los que no se sabe nada es demasiado larga y son muchas las preguntas que aún no tienen respuesta.

Fuente 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar