Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Madeleine McCann



Las autoridades portuguesas han movilizado todos sus cuerpos de seguridad en la región turística del Algarve en busca de una niña británica de tres años que al parecer fue raptada en un hotel mientras sus padres cenaban a pocos metros.

La Policía Judicial informó de que también se ha avisado a la policía española porque la niña desapareció en la localidad costera de Lagos que se encuentra a unos cien kilómetros de la frontera. La niña, Madeleine McCann, desapareció anoche mientras sus padres cenaban en un restaurante cercano al complejo turístico donde ella dormía junto a sus hermanos gemelos de dos años.

Mientras cenaban, los padres fueron varias veces al cuarto donde dormían los niños y se dieron cuenta de que Madeleine había desaparecido, según fuentes policiales.

Primero pensaron que estaría por las inmediaciones y comenzaron su búsqueda con amigos y empleados del centro turístico pero el padre se percató de que habían sido forzados los barrotes de una ventana trasera del alojamiento, situado en una planta baja. Esa evidencia y el hecho de que no echarán en falta objetos de valor refuerza la hipótesis de un secuestro que además debió realizarse con sigilo porque los gemelos no se despertaron.

Las autoridades lusas movilizaron equipos de la Guardia Nacional Republicana, la Policía Judicial, equipos de bomberos con perros y un helicóptero de Protección Civil para intentar localizar a Madeleine.El niño Yeremi Vargas, de cuya desaparición se cumplen casi 3 meses y medio, ha sido recordado hoy en varias manifestaciones en Madrid y en la localidad grancanaria de Santa Lucía de Tirajana, donde vive su familia. Yeremi cumplió en este mes de junio 8 años.

Los actos han coincidido con los que tienen lugar en un total de 157 ciudades de todo el mundo, convocada por la familia de Madeleine McCann, la niña británica desaparecida hace 50 días de Portugal, donde pasaba unas vacaciones junto a sus padres y hermanos. Una suelta de globos -50 por Madeleine y 154 por Yeremi, los mismos días que llevan desaparecidos- han simbolizado la angustia de ambas familias.




Noticias:

Crece el misterio en torno a la desaparición de Madeleine

El misterioso caso de la desaparición de Madeleine McCann parece no tener fin. La búsqueda de la pequeña en la localidad portuguesa de Playa de la Luz se ha vuelto a reanudar. El mar y los acantilados de la zona están siendo rastreados en busca del cuerpo de la niña, esté viva o muerta.

Cada vez hay más informaciones sobre el caso Madeleine, pero pocas son aquellas que pueden confirmarse al no haber resultados de las últimas pruebas encontradas por la Policía. En Portugal, la información por parte de las instituciones públicas es nula, y son los medios de comunicación los que ofrecen nuevos datos, sospechas...
Por ahora, lo que se puede confirmar es que los cuatro amigos del matrimonio McCann llegarán al Algarve en breve para ser interrogados e, incluso, es posible que haya un careo entre Gerry y Kate McCaan, los padres de la niña, y dichos amigos. Asimismo, en pocos días conoceremos los resultados del registro que se hizo este fin de semana pasado al coche de los padres de Madeleine.
El matrimonio se ha convertido en el centro de toda la investigación y todas las miradas apuntan hacia ellos, lo que ha provocado un cambio en su actitud hacia los medios. En estos últimos días incluso han protagonizado altercados con los periodistas al sentirse molestos con las ultimas informaciones, las cuales, les sitúan como los principales sospechosos de la desaparición de su propia hija. Sobre todo después de que la Policía encontrase restos de sangre en la habitación que ocupaban Ferry y Kate en el apartamento donde Madeleine desapareció.
Por otro lado, se ha podido conocer que el apartamento donde desapareció la niña ha sido vendido por el propietario, por lo que la gente de la zona no entiende que la Policía lo haya permitido al tratarse de la escena principal del caso. Además, se ha visto a los jardineros podando el jardín, y cortando la mayor parte de las flores, lo que resulta extraño por las posibles pruebas que podría haber en esa zona del complejo hotelero.
Los vecinos del Algarve hablan sobre el misterioso caso entre ellos y piensan que todo es muy extraño. Algunos no se explican cómo la madre de Madeleine salió tan pronto ante los medios tras la desaparición de su hija diciendo que había sido secuestrada cuando aún no se tenía constancia de ello.Informaciones de la prensa portuguesa
Según el “Diario de Noticias”, uno de los periódicos más antiguos y prestigiosos del país, la Policía Judicial lusa ha reconocido que sabe desde hace un mes que Madeleine murió la noche en la que se la dio por desaparecida y ha descartado la hipótesis del secuestro. Si la Policía Judicial afirma esto es porque han intervenido llamadas y correos electrónicos de los padres de la niña británica y su círculo cercano, aunque el rotativo portugués no explica el contenido de dichas escuchas e emails.
Además, las supuestas visitas al apartamento para comprobar si Madeleine y sus dos hermanos gemelos dormían y la identidad de quién las realizó son preguntas que no han tenido una respuesta coincidente entre los padres de la niña y sus amigos.El sensacionalista "Correio da Manha" señala que la gran duda que la policía lusa todavía no ha despejado es lo ocurrido durante tres horas en blanco (entre las 18.00 y las 21.00 horas) del pasado 3 de mayo, en las que sólo los padres tuvieron acceso a la hija.

Este viernes se cumplen 106 días de la desaparición de Madeleine cuyos padres han acompañado las investigaciones policiales desde Praia da Luz, donde veraneaban con sus hijos. Tal y como Gerry McCann explicó ante las cámaras de televisión la semana pasada, en estos momentos no tienen pensado regresar a Inglaterra porque sienten que pueden ser útiles en la investigación.

No obstante, según destacaba este jueves en portada el Daily Mirror, su esposa Kate ha admitido por primera vez volver a su país sin su hija. «Podemos regresar a casa sin ella».

El matrimonio está acompañado por una amiga con quien Kate se acercó este jueves a la iglesia de la Praia da Luz, donde permaneció cerca de una hora. La familia McCann intenta realizar una vida tranquila, al lado de sus otros dos hijos, mientras esperan los resultados de los análisis y nuevas pistas que den con el paradero de la niña. Su asesora de prensa, Justine McGines, explicó que la pareja inglesa vive angustiada estos días en los que la investigación ha tenido nuevos datos.Muchos no se explican por qué a otros niños desaparecidos no se les da esa importancia.

Muchos de los habitantes de Praia da Luz dicen estar cansados del caso Madeleine, y, sin embargo, es el principal tema de conversación en la zona. «Estoy harto del asunto. Hay más padres que han perdido a sus hijos y no tienen tanta publicidad», son las palabras de Jose Meinda, compartidas por muchas otras personas.
Desde que Madeleine McCann desapareció mientras dormía en un apartamento vacacional en el Algarve, se habla de ella en la iglesia, en los restaurantes y en las calles. Pero hay una sensación general de saturación con respecto al tema. Y es que, aparte del bombardeo mediático, toda la zona de Lagos tiene fotos de la niña en los escaparates, los supermercados y los coches. Pocos espacios quedan libres de su imagen. «Estamos obsesionados con esto. Yo estoy fatigada, no quiero oír hablar del asunto, pero lo primero que busco en el periódico son las noticias sobre ella y es de lo más se habla en casa», señala Irene, que está con unas amigas en la playa.
Una de ellas agrega que «yo siento mucho lo que le haya pasado a la niña, pero ya hasta me cansé de ver su foto».
Sin duda hay un debate que ha sido fomentado en gran parte por los medios de comunicación. Por ejemplo, ahora que la gente sabe que los McCann se han gastado casi un millón de euros en una casa en la zona más cara del lugar, no falta quien se pregunte lo mismo que Camila, una peluquera:
«¿Para qué piden donaciones? ¿Son pobres? Si pueden comprarse esa casa no creo que necesiten más dinero».
Nuno, un artesano que vende joyería en el paseo marítimo, es enfático al afirmar que «allá-en el Reino Unido- desaparecen muchos niños. Y aquí en Portugal también y la policía no anda explicando en la televisión lo que hace o no hace. ¿Se preocupa la policía por otros como se preocupa por ella?».
Y es que nombres como el de Odete Araujo, una niña de 7 años de Guinea Bissau que desapareció en Portugal en mayo del 2005 o el de la portuguesa Patricia Santos, perdida en el mismo año, fueron a lo sumo una fotografía en algún telediario y nadie las recuerda.
«A los que son pobres ni siquiera los buscan. Los McCann antes parecían unos padres desesperados y ahora parecen estrellas de cine», comenta una joven británica. Algunos afirman que debido a este asunto el turismo ha disminuido. «Hay gente que no viene por miedo a que le pase algo a sus hijos o por no tener a los periodistas encima», afirma Jose, el dueño de un restaurante. Pero no todos coinciden. Uno de los camareros afirma riéndose que «ahora viene más gente, que en lugar de peregrinar a Fátima peregrinan por Madeleine».
Incluso, los diarios se venden más. «El Times y el Correo da Mahna a mediodía ya están agotados. Y si dicen algo de esto en la portada, mucho mejor», dice una vendedora.

BENEDICTO XVI BENDICE UNA FOTO DE MADELEINE

Los padres de la pequeña, Gerry y Kate, han viajado al Vaticano para hablar con el Pontífice de la desaparición de su hija




Gerry y Kate McCann llegaron ayer a Roma, el primer destino del tour que van a hacer por Europa para buscar a su hija, para hablar con el Benedicto XVI. Es la primera vez que los dos se separan de sus mellizos, Amelie y Sean, desde que secuestraron a Madeleine. La despedida fue emotiva y dura a la vez, pero para ellos es importante dar a conocer la noticia de la desaparición de Maddie, hace 27 días. “Queremos que la campaña adquiera un nivel estratosférico y ver al Papa es algo muy grande”, comentó Gerry antes de marchar rumbo a Italia. Además Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, les aseguró que tras la audiencia podrían charlar con el Pontífice.
Los McCann llegaron a la Plaza de San Pedro, donde tenía lugar la audiencia general, y ocuparon la primera fila rodeados de varios fieles. Al finalizar la audiencia Benedicto XVI se acercó a ellos y Kate, que estaba muy emocionada, le entregó una foto de su hija, que el Pontífice bendijo. Después les dedicó unas reconfortantes palabras. “Nos dijo que pediría por nosotros y por nuestra familia, y que sigue rezando para que Madeleine regrese a nuestro lado”, contaba Kate, que llevaba consigo el peluche de su hija y un lazo amarillo (color de la campaña) y otro verde, en la rueda de prensa que ofrecieron en la embajada británica. Para ellos, que son católicos practicantes, ha sido muy importante realizar esta visita y recibir su apoyo. “Si Madeleine no hubiese sido secuestrada estaríamos realmente emocionados, pero la única razón por la que hoy estamos aquí es porque ella está desaparecida”.
Buscando a Maddie por Europa
Kate y Gerry van a realizar una serie de viajes por Europa para difundir fotografías de su hija. El próximo viernes viajarán a Madrid, donde tienen previsto conocer a David Beckham, quien ha colaborado con la campaña para buscar a su hija a través de un anuncio de televisión en el que el futbolista aparecía con una foto suya. La semana pasada visitaron la basílica de la Virgen de Fátima donde encendieron unas velas por su hija y rezaron junto a más de mil peregrinos. También tienen pensado ir a Berlín, Amsterdam y Marrakech. Para ayudar en esta frenética búsqueda, esta semana han difundido unas imágenes grabadas con un móvil, de su hija en el Algarve, que están recorriendo medio mundo.

Símbolo de solidaridad con Madeleine




EL VATICANO RETIRA EL CASO DE MADELEINE MCCANN DE SU PÁGINA WEB


Después del inesperado giro que ha dado la investigación de la desaparición de Madeleine McCann, el Vaticano ha retirado de su página web, www.vatican.va, cualquier referencia a este caso. El pasado 30 de mayo Kate y Gerry McCann viajaron hasta el Vaticano para hablar con Benedicto XVI y pedirle ayuda para encontrar a su pequeña. Los padres de Maddie fueron recibidos en la Plaza de San Pedro, donde le entregaron al Papa una foto de su hija, que éste bendijo, y después les dio ánimo para que continuaran en su búsqueda. “Nos dijo que pediría por nosotros y por nuestra familia, y que sigue rezando para que Madeleine regrese a nuestro lado”, contaba Kate después de este encuentro. “Queremos que la campaña adquiera un nivel estratosférico y ver al Papa es algo muy grande”, afirmó Gerry. Ahora, después de cuatro meses de búsqueda y de las nuevas pruebas aportadas por la Policía portuguesa, han pasado de ser víctimas a sospechosos y en la página de la Santa Sede ya no figura el nombre de su hija.
Según la prensa británica la sangre y el cabello hallados en el coche de los McCann pertenecen a Madeleine
El Fiscal del Tribunal de Portimao recibirá hoy los miles de folios que forman parte del informe de la Policía portuguesa sobre la desaparición de Madeleine McCann. Entre ellos están los resultados de la sangre hallada en el apartamento en el que fue vista por última vez, en el maletero del coche que alquilaron Gerry y Kate tres semanas después y en el alféizar de la ventana, que según el laboratorio de Birmingham en el que se analizaron, corresponden con el ADN de Madeleine. En concreto, dos de los tres restos de sangre recogidos, según han informado fuentes policiales a la cadena británico Sky News.
Según el Daily Mail, en el maletero, debajo de la tapicería, también se han encontrado restos de cabello que pertenecen a Maddie y que no pueden haber llegado allí por una transferencia normal. Al parecer, la única manera de que se depositara esa cantidad de pelo es que se cayera directamente del cuerpo, con lo cuál estas pruebas apuntan a que la niña estuvo en el coche. Por su parte, las muestras de fluido biológico encontrado en el maletero coinciden en un 80 por ciento con el ADN de la niña. Sin embargo, el director de la policía judicial, Alipio Riveiro, no ha querido confirmar estas informaciones, aunque sí que ha admitido que la investigación no se centra en que la niña fue raptada, sino en que murió la noche del 3 de mayo en el apartamento de Praia de Luz en el que disfrutaba de unas vacaciones junto a sus padres.
La investigación se centra en una posible muerte accidental
Según la Policía de Portugal, son muchos los indicios que apuntan a una posible muerte accidental de Madeleine, aunque el Fiscal es quien tendrá la última palabra. Una vez estudie las pruebas podrá pedir interrogar de nuevo a los padres de Madeleine, declarados el pasado fin de semana sospechosos oficiales, y en este caso deberán regresar a Portugal en un periodo de cinco días. También se ha conocido que las autoridades llevan desde el mes de agosto grabando las conversaciones de Gerry y Kate y también su correo electrónico. Por otro lado, el portavoz de la Policía Judicial, Olegario de Sousa, ha dicho que no se puede descartar la posibilidad de que el fiscal considere que las pruebas recopiladas hasta el momento no son suficientes, aunque seguirían siendo sospechosos hasta que el Ministerio Público lo considerase pertinente.



Los Padres son Inculpados en la Desaparicion

Gerry McCann fue indagado durante más de ocho horas por la Policía. La madre de la nena, Kate McCann había sido inculpada en el caso más temprano, luego de otra extensa declaración. Maddie, de 4 años, desapareció el 3 de mayo en un complejo turístico portugués.
Luego de un extenso interrogatorio, la policía portuguesa declaró esta noche como sospechoso al padre de Madeleine, Gerry McCann, por la desaparición de su hija, ocurrida el 3 de mayo. La madre de la nena, Kate McCann, también había sido inculpada más temprano por el caso.
El hombre había ingresado a la comisaría de Portimao, en el sur de Portugal, en calidad de "testigo". Tras la modificación de su situación jurídica, el matrimonio deberá permanecer en territorio lusitano, a la espera de nuevas decisiones de las autoridades.
Más temprano, la madre de la nena, Kate McCann, también había sido inculpada en el caso. La mujer declaró ante la Policía durante más de 11 horas. Según afirmó su hermana en declaraciones a una radio británica, en el interrogatorio los detectives intentaron sugerirle a Kate que ella había matado a la nena por error.
El matrimonio sigue desmintiendo que hayan tenido algo que ver con la desaparición de Madeleine. Según la ley portuguesa, la notificación legal concede determinadas protecciones a los sospechosos, aunque otorga a la policía más flexibilidad en los interrogatorios.
La Policía también tiene la obligación de informar a los sospechosos sobre toda prueba que tengan contra ellos. El caso dio un giro tras el hallazgo de rastros de sangre en la habitación del hotel y en el auto que el matrimonio alquiló 25 días después de la desaparición.
"Es lo que le dijeron a Kate en su largo interrogatorio policial del jueves", agregó una amiga de la pareja de médicos, y detalló que se sugiere que ella "estaba de un modo o de otro relacionada con la muerte de su hija, lo que es francamente ridículo".


Confiscan el Ordenador del padre de Madeleine
Se analizará el correo electrónico para encontrar nuevas pistas.

Los investigadores dirigidos por Paulo Rebelo siguen reconstruyendo con todo detalle el proceso de desaparición de la niña.

La Policía Judicial (PJ) portuguesa tiene en su poder desde hace unos días el ordenador personal que el padre de Madeleine utilizó durante su estancia en el Algarve y lo analizará para detectar, entre otras cosas el flujo del correo electrónico- Para analizar el ordenador necesitan la autorización del juez de instrucción. Una vez conseguida, el aparato, que fue alquilado por Gerry McCann en Portugal, será sometido a pericias informáticas como verificar los registros informáticos y el histórico del ordenador, con el objetivo de encontrar nuevas pistas que consoliden la tesis de que los padres están envueltos en la desaparición de la pequeña Madeleine, de cuatro años, según afirma el rotativo.

El diario indica que las informaciones divulgadas el lunes por el 'Daily Telegraph' de que la Policía había reanudado las operaciones de búsqueda del cuerpo de la pequeña en un radio de 15 kilómetros no han podido ser confirmadas por sus periodistas a través de fuentes de la PJ.
La Policía podría haber reanudado las operaciones de búsqueda del cuerpo de la niña

Además, durante este fin de semana los peritos de la PJ han reconstruido los rostros de centenares de niñas que aparecían desenfocadas en las páginas de pederastas encontradas en los 148 ordenadores incautados por la policía el pasado martes por todo el país, en la llamada operación 'Predador', y al parecer no han encontrado ni rastro de Madeleine.

El nuevo coordinador de la investigación del caso Madeleine, Paulo Rebelo , ha incorporado seis nuevos miembros al equipo. Éstos han llegado desde Lisboa y su objetivo es analizar con todo tipo de detalle el proceso de la desaparición de la pequeña, el pasado 4 de mayo en la Praia da Luz, en el Algarve. Con este objetivo, indica el referido rotativo, se reunieron este lunes por primera vez en la PJ de Portimao.

La teoría de que Madeleine murió dentro del apartamento de la Praia da Luz la noche que desapareció es la principal línea de investigación de las autoridades portuguesas.

Turistas Fotografian a una niña que podria ser Madeleine
Clara Torres, la joven que tomó la fotografía de la que podría ser la pequeña británica Madeleine McCann, desaparecida en Portugal el pasado mes de mayo, ha confirmado a Europa Press que al escuchar en las noticias que había personas que habían visto a la niña en Marruecos fue cuando se puso nerviosa y volcó sus fotos en el ordenador "y al ampliarlas hemos visto que podía ser ella".La joven, natural de Ceuta pero novia de un joven albaceteño --lo que motivó que la fotografía se enviara a la Interpol desde la Policía de esta ciudad-- y su pareja, se pusieron en contacto con la Policía Nacional "que ha venido a casa, nos ha tomado declaración pero que no hemos tenido que firmar y se ha llevado las fotos".
Para que el proceso fuera más rápido, Clara Torres comentó que se puso en contacto con su abogado de Madrid, Seguimundo Navarro, quien se trasladó a Albacete a analizar la situación y ambos de nuevo a Madrid. "Hemos ido a la Embajada Británica a llevar la foto y se la hemos mandado también al abogado de la familia McCann, con el que hemos estado hablando todo el día", manifestó.
La joven recordó a Europa Press que el pasado 31 de agosto, a las 11.41 hora española, circulaban por una carretera marroquí "y vimos andando a un grupo de personas que parecían marroquíes con una niña muy rubia y de piel blanca con ellos".
Clara Torres comentó con su novio el gran parecido con la pequeña desaparecida, pero al volver a España "no habíamos volcado las fotos en el ordenador ni las habíamos visto hasta que hemos oído a estas personas que aseguraban haber visto a la niña en Marruecos".


Un fotógrafo de France Press asegura que la niña parecida a Madeleine es hija de un granjero marroquí


La fotografía de una niña parecida a Madeleine McCann tomada en Marruecos por una turista española no corresponde a la pequeña británica, secuestrada el 3 de mayo en el sur de Portugal, según informaron ayer dos diarios británicos y un fotógrafo de la agencia francesa AFP. Rashid Razaq, reportero del Evening Standard, que voló a Marruecos desde Londres, dijo haber visto a la niña marroquí, de quien dice que "tiene un cierto parecido con Madeleine, pero, bien examinada, es evidente que no es ella".
Según Razaq, se trata de Bouchra Benaissa, tiene cinco años, uno más que Madeleine cuando desapareció, y es hija de un olivarero.
El Daily Mail dio también ese mismo nombre en su edición de internet y publicó incluso una foto muy clara de la supuesta doble de Madeleine a hombros de su madre que, de corresponder a la misma niña captada por la cámara de la española, no deja lugar a dudas.
Este rotativo habló con el padre de la niña marroquí, Hamid, quien afirmó que "Bouchra es mi hija. No es Madeleine. Lo lamento por los padres. Espero que la encuentren. Pero Bouchra es definitivamente mi hija".
La madre de la pequeña marroquí, Hafida, declaró por su parte que "incluso en este lugar tan remoto la gente ha oído hablar de Madeleine McCann".
Un amigo de la familia marroquí, Mustafa Hadid, dijo al rotativo que "nos asombra que haya podido confundirse a Bouchra con Madeleine. Tiene un cierto parecido pero no son tan raros los niños rubios y pelirrojos en esta zona de Marruecos. Esta gente son bereberes y tienen otro origen distinto de los del sur del país".
Por su parte, la cadena británica Sky News se hacía eco de la información remitida por un fotógrafo de la agencia France Press que aseguró que la pequeña que aparece en las imágenes se trata en realidad de una niña de cinco años y de origen marroquí hija de un granjero olivarero de la zona, con quien el periodista estuvo hablando la pasada semana.

La Policía busca el cadáver en el litoral del Algarve
Las búsquedas que comenzó hoy la policía lusa en el litoral de la zona de Algarve (Sur Portugal) refuerzan la tesis de que la niña británica Madeleine McCann murió y no fue secuestrada, según fuentes cercanas al proceso. Según el portal digital del semanario luso "Expresso", los padres de Madeleine estuvieron hoy en las instalaciones de la Policía Judicial de Portimao (sur), pero se desconocen los motivos, o si fueron sometidos a nuevos interrogatorios.

"Diario de Noticias" informó hoy de que la Policía Judicial considera que Madeleine McCann pudo morir la noche en la que desapareció a raíz de intervenir llamadas y correos electrónicos de los padres de la niña británica y su círculo cercano. El próximo sábado se cumplen 100 días de la desaparición de Madeleine y las últimas diligencias realizadas por la Policía Judicial, recogida de vestigios de sangre en el apartamento, registro del coches del padre y de amigos de la familia, "apuntan a que se busca un cadáver", dijo una fuente vinculada al proceso de las investigaciones. La misma fuente aclaró que la policía lusa "nunca acusó al matrimonio Mc Cann de nada", pero que en un caso como estos "todos son sospechosos".

Las autoridades lusas incluso consultaron a expertos en corrientes marítimas en la región de Algarve y si el cadáver de Madeleine fue lanzado al mar (sin un peso que lo mantuviera en el fondo) podría ir a parar a las costas españolas. La policía británica ha fortalecido su colaboración con las lusas y fue creado "un grupo de trabajo que realiza varias reuniones diarias", dijo una fuente de la Policía Judicial.

Los vestigios de sangre que fueron encontrados en el apartamento donde estaba la niña son analizados en un laboratorio forense en la ciudad británica de Birmingham, en el Reino Unido.

La hipótesis del secuestro
Sin embargo, la Policía Judicial no abandona completamente la pista de un eventual secuestro y hoy citó por tercera vez como testigo al periodista español "free lance" Antonio Toscano, quien afirmó nuevamente que Madeleine pudo ser secuestrada por un pederasta conocido por el mote de "El Francés".

Según Toscano, se trata de un hombre de cerca de 50 años, 1,70 metros de altura de cabellos y ojos claros y que "trabaja con una red de pederastas en Europa, con ramificaciones en otras partes del mundo". "Tengo casi la seguridad de que fue él el autor del secuestro", dijo Toscano después de ser interrogado por la policía lusa. Según el periodista español, este individuo fue visto "en un bar de Sevilla, una o dos semanas antes de la desaparición de la niña".

Los padres de la menor preparan mientras tanto nuevas iniciativas para conmemorar los 100 días de la desaparición de su hija. La campaña internacional de los McCann y la gran cobertura periodística que recibe el caso llevó a que se ofreciesen más de cuatro millones de euros por pistas sobre la niña, a los que hay que sumar otro millón y medio en donativos.


Un forense sudafricano descubre restos de ADN de Madeleine McCann en la playa de Praia da Luz



20:50:42 - 07/10/2007

Restos de ADN de Madeleine McCann revelan que la pequeña podría haber sido enterrada o seguir bajo la arena de la playa de la Luz, según las pruebas forenses realizadas por el superintendente retirada de la Policía sudafricana, Danie Krugel.

Combinando una muestra del ADN de la niña y tecnología de posicionamiento GPS, los hallazgos de Krugel han sido tan bien recibidos por la Policía portuguesa que se ha ordenado un nuevo registro de la playa.

Krugel, que tiene una larga experiencia en casos sobre personas desaparecidas, empleo su revolucionaria técnica el pasado mes de julio durante cuatro días en la playa de la zona turística donde veraneaban los padres de la niña desaparecida, llegando a identificar "con claridad" una zona de la playa "donde podría haber estado Madeleine o incluso donde podría estar enterrada", según dijo un amigo de los McCann. El hallazgo de Krugel llevó a los detectives británicos a emplear perros para descubrir el rastro de la niña desaparecida. La reacción de los caninos a las ropas de la pequeña motivó que sus padres, Kate y Gerry, fueran considerados sospechosos de la muerte de la pequeña



La Policía pide el ADN de los turistas que estuvieron en el centro vacacional de los McCann

Londres, 10 oct (EFE).- Los detectives que investigan la desaparición de Madeleine McCann en Portugal han pedido muestras de ADN a los turistas que estuvieron en el centro vacacional donde se alojaba la familia de la niña británica, revela hoy "The Times".

Al parecer, los detectives han hallado pruebas que apuntan a la presencia de un posible secuestrador, agrega el diario.

A petición de las fuerzas del orden portuguesas, la Policía de Leicestershire (norte de Inglaterra), donde viven los McCann, ha enviado una carta a los turistas británicos que estuvieron en el complejo vacacional de Praia da Luz el pasado 3 de mayo, cuando la niña de cuatro años fue vista por última vez.

"El equipo portugués a cargo de la investigación me ha pedido que reúna pruebas de ADN y huellas dactilares de los turistas que viven en el Reino Unido y se alojaban en el complejo Ocean Club", señala la misiva del detective Stuart Prior, de la Policía de Leicestershire, y a la que "The Times" tuvo acceso.

La Policía de Leicestershire es la encargada de coordinar la investigación sobre Madeleine en el Reino Unido.

Según el periódico británico, los detectives portugueses han hallado ADN no identificado y huellas dactilares durante una serie de registros en el centro vacacional.

Las muestras de ADN de los turistas serán enviadas al Servicio de Ciencia Forense de Birmingham (centro de Inglaterra), que hasta ahora ha analizado el material recogido de los apartamentos del centro turístico del Algarve y de varios vehículos.

Esta operación, que sale a la luz un mes después de que los padres de Madeleine fuesen declarados sospechosos de la desaparición de su hija, sugiere que los detectives no descartan la posibilidad de que la niña fuese raptada, dice el matutino.

Madeleine desapareció de la habitación en la que dormía con sus hermanos gemelos de dos años y mientras sus padres cenaban en un restaurante del centro turístico.

Por otro lado, el diario británico "Daily Express" informa hoy de que la Policía portuguesa parece contar con nuevas pruebas que apuntan a la posibilidad de que otros cuatro niños estaban en la habitación de la que desapareció Madeleine.

Las fuerzas del orden creen que los siete amigos de los McCann, que pasaban las vacaciones con ellos y estaban cenando juntos la noche del 3 de mayo, también dejaron a sus hijos dormidos en la misma habitación, agrega el rotativo.
todos son sospechosos.




Los McCann usan fondos públicos para pagar la hipoteca de su casa


Los padres de la niña desaparecida pagaron dos cuotas de la hipoteca de su casa con dinero de un fondo creado para ayudar a encontrar a su hija.

El objetivo principal del fondo, que es una compañía sin ánimo de lucro, era ayudar en los esfuerzos por encontrar a Madeleine, pero se han lucrado del dinero dado por personas amables y se les deberia caer la cara de verguenza.



Nuevas pruebas forenses parecen involucrar a los padres de Madeleine en su desaparición
2-11-07

El vespertino londinense señala que los resultados de esas pruebas, efectuadas en un laboratorio en Birmingham (Inglaterra), han sido ya puestos a disposición de la policía portuguesa.
Esas pruebas se basan, según el periódico, en el descubrimiento del ADN de la niña, obtenido de fluidos del cuerpo y del pelo de Madeleine, en el coche alquilado por la pareja veinticinco días después de su desaparición.
Según las fuentes informantes del periódico, el análisis de los fluidos corporales encontrados en el vehículo indican que proceden de un cadáver y que el cuerpo fue además trasladado de lugar.
Las mismas fuentes señalan que el volumen del material encontrado por los expertos forenses es tal que parece descartarse la hipótesis de que el ADN encontrado procediese del simple contacto del cuerpo de la niña con sus juguetes o vestidos.
Las pruebas no parecen indicar, por otro lado, que hubiese terceras personas involucradas.
Los McCann, que han regresado mientras tanto a Inglaterra, siguen siendo considerados por la policía como sospechosos de la desaparición pese a que ambos siguen protestando de su inocencia y afirman que su hija fue secuestrada mientras ellos cenaban en un bar de tapas con unos amigos.
El portavoz del matrimonio, Clarence Mitchell, reiteró hoy que "Kate y Gerry (McCann) son inocentes y no tienen nada que ocultar" y agregó que siempre han mantenido que "cualquier prueba que encuentre la policía tendrá plena explicación y en consonancia con su inocencia".
Las dos series de pruebas efectuadas hasta ahora por el Servicio de Ciencias Forenses de Birmingham apoyan, según el 'Evening Standard', la dirección en la que investiga la policía portuguesa, que se ha centrado en los McCann.
Según esa versión, todavía a falta de pruebas, Madeleine murió por causas desconocidas en el apartamento de Praia de Luz (Algarve) donde sus padres y sus dos pequeños hermanos gemelos estaban de vacaciones, y sus padres fueron tranquilamente a cenar tras esconder su cadáver.
Éstos lanzaron una operación internacional de búsqueda de la niña, secuestrada, según ellos, por un desconocido, y más de tres semanas después fueron al lugar donde habían ocultado supuestamente el cadáver para cargarlo en el coche de alquiler y hacerlo desaparecer definitivamente.
Según la prensa británica, la policía portuguesa sospecha que Kate McCann puso tener que ver con la muerte de su hija y que su esposo, Gerry, la ayudó a eliminar el cadáver, macabra posibilidad que les cuesta creer a la mayoría de las personas.

Hoy se cumplen 6 meses sin madeleine

Dos amigos de los McCann anuncian que revisarán sus declaraciones
Estaban cenando con los McCann la noche de la desaparición. Piden no ser identificados para no recibir presiones. Este cambio, refuerza la tesis de la policía, que ve contradicciones en los testimonios de los amigos de los padres de Madeleine. Al menos dos amigos de los McCann han anunciado a través de sus abogados que quieren modificar su declaración sobre los hechos ocurridos en la noche de la desaparición de la niña. Los testigos han pedido que no se les identifique porque temen recibir presiones del entorno de los padres de Madeleine, según informa el diario El Mundo. Este cambio de testimonio refuerza la tesis de la Policía portuguesa, que ve contradicciones en el relato de los hechos.
Por otro lado, Carlos Anjos, jefe de la unidad de investigación criminal de la Policía portuguesa, denuncia que la campaña 'Find Madeleine' es "un monstruo" que "ha puesto en peligro la vida de la niña", según informa Daily Mail.


El caso Madeleine está volviendo sobre sus pasos con la intención de los investigadores portugueses de revisar prueba a prueba. Ayer se conoció la denuncia de dos de ellos, que estaban escandalizados ante la destrucción de pruebas que se dio en el apartamento de los McCann.

¿Madeleine McCann en manos de Al Qaeda?
La policía portuguesa investiga a una nueva sospechosa en relación con la desaparición de la pequeña Madeleine. Se trata de una criada a la que habían despedido del complejo turístico donde pasaban sus vacaciones los McCann y que quiso vengarse secuestrando a la pequeña, según publica el dominical News of the World.

La noticia la dio al parecer alguien mediante un correo electrónico enviado nada menos que al portal oficial del príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, dice el periódico, según el cual la policía británica se ha puesto en contacto con la portuguesa para seguir esa nueva pista.
Según esta publicación, el informante anónimo decidió enviar su mensaje al heredero del trono británico porque tanto este como su esposa, Camila, se interesaron desde el primer momento por el caso. Tras recibir el mensaje, la casa del príncipe se puso en contacto inmediatamente con Scotland Yard y los detectives han comprobado que el nombre de la trabajadora despedida es real.
En tanto los padres de Madeleine McCann se disponen a lanzar en Marruecos una campaña de anuncios por TV en un intento desesperado por encontrar a su hija, desaparecida el 3 de mayo mientras la familia pasaba unos días de vacaciones en el sur de Portugal. A pesar de la decepción que supuso para ellos el hecho de que la niña captada con su cámara por una turista española en aquel país resultara finalmente no ser Madeleine sino una pequeña de origen bereber, los McCann sospechan que su hija, de 4 años, puede estar en este país.
La campaña de los McCann se extenderá también a Portugal y España, donde se colgarán carteles con la foto de la pequeña en supermercados y otros lugares incluso de los más remotos, señala hoy el dominical "The Observer".
Mientras tanto, el multimillonario británico Richard Branson, fundador del imperio "Virgin", que ha donado más de 143.000 euros a los padres de Madeleine para ayudarles a sufragar los costos legales, critica hoy a la policía y a la prensa portuguesas. "La prensa portuguesa se ha portado horriblemente, haciéndose eco de noticias inexactas proporcionadas por la propia policía y que han resultado pura basura", afirma Branson en unas declaraciones al citado dominical.
El último de esos falsos rumores, dice "The Observer", es que los padres de Madeleine, a los que la policía considera "sospechosos" de su desaparición, escondieron su cadáver en un refrigerador y lo trasladaron a varios lugares en Praia da Luz antes de meterlo en el maletero de un coche alquilado para finalmente deshacerse de él.
Branson compara el actual drama de Kate McCann con el de muchas madres británicas injustamente acusadas de haber dado muerte a sus hijas y que acabaron en la cárcel. "No he dudado en ningún momento de su inocencia (de Kate y Gerry McCann) y he visto antes este tipo de situaciones", explica Branson, del que el periódico dice que está animando a otros millonarios a contribuir a un fondo especial para cubrir los costos legales de la pareja.
Con anterioridad, el dueño de "Virgin" había ya hecho una importante aportación al fondo dedicado a la búsqueda de Madeleine, que el matrimonio McCann se ha comprometido a no utilizar, sin embargo, para su defensa legal.

La policía portuguesa no consigue pruebas concluyentes contra los McCann

LISBOA.- Los análisis sobre el 'caso Madeleine' efectuados en un laboratorio especializado del Reino Unido, no aportan pruebas concluyentes contra los padres de la niña desaparecida, según informaciones extraoficiales difundidas hoy.

En medio de un absoluto silencio de las autoridades varios medios portugueses coinciden en que el equipo de la policía lusa que se desplazó esta semana a Reino Unido para entrevistarse con especialistas del laboratorio de Birmingham y de la policía británica regresó sin pruebas firmes para sostener una acusación contra los padres.

La policía portuguesa declaró en septiembre pasado 'arguidos' o sospechosos de la hipotética muerte accidental y ocultación del cadáver de Madeleine a sus padres, Kate y Gerry McCann.

Portugal había enviado ya entonces al laboratorio de Birmingham restos de sangre y fluidos biológicos de la niña recogidos en el apartamento de vacaciones del sur de Portugal donde desapareció el pasado 3 de mayo, en objetos de la familia y en el automóvil que alquilaron 25 días después de que perdieran a Madeleine.

Pero según lo trascendido en varios medios de comunicación lusos y británicos los análisis no aportan indicios sostenibles ante un tribunal sobre la participación de los McCann en la posible muerte de la niña.

Las autoridades portuguesas ya reconocieron oficialmente en septiembre que los primeros análisis efectuados en Birmingham no aportaban certezas absolutas que incriminaran a los padres, aunque las filtraciones de la policía a la prensa lusa y británica produjeron un efecto de linchamiento mediático de la pareja.

Tras meses de constantes filtraciones policiales a la prensa sobre sensacionales avances en la investigación del caso y aspectos escabrosos de la vida de los padres nunca confirmados, los McCann pasaron de ser víctimas a villanos en medios de todo el mundo.

Entre otras noticias que resultaron ser falsas se difundieron varias veces los resultados, todavía oficialmente desconocidos, del laboratorio de Birmingham como prueba de que los McCann llevaron el cadáver de su hija en el automóvil alquilado para ocultarlo en España, en la iglesia donde rezaban o en el fondo del mar.

Madeleine, cuyo cuarto cumpleaños se conmemoró mientras estaba ya desaparecida, dormía con sus dos hermanos gemelos, de 2 años, cuando fue vista por última vez antes de que sus padres salieran a cenar a un restaurante cercano al apartamento de vacaciones.

En medios británicos y portugueses se informó de que la policía lusa ha pedido permiso a la británica para interrogar de nuevo a los McCann y los amigos que les acompañaban aquella noche, pero las autoridades lusas tampoco han confirmado que vayan a hacerlo, como se rumorea desde hace meses.

Expertos jurídicos lusos esperan que la Procuraduría portuguesa se pronuncie definitivamente este mes sobre el caso y exculpe o acuse formalmente a los McCann para cumplir las exigencias de la nueva legislación procesal lusa.

Mientras, en fuentes oficiales portuguesas se cree que probablemente el caso no se aclare nunca y sus aspectos más oscuros no lleguen a resolverse porque consideran ya muy difícil que la niña aparezca viva o que se encuentre su cadáver.

Nuevo retrato robot del posible secuestrador de Madeleine



El periódico británico News of the world publica en portada el primer bosquejo del que, según declaraciones de testigos, podría ser el secuestrador de Madeleine McCann, la niña de cuatro años desaparecida el pasado 3 de mayo en el sur de Portugal. El dibujo, elaborado en carboncillo por una especialista formada en el FBI, muestra a un hombre siniestro de rostro delgado, pelo largo, mostacho, cejas espesas y grandes dientes.
En una rueda de prensa, el portavoz de la familia McCann, Clanece Mitchell, ha vuelto a pedir la colaboración ciudadana para localizar al sospechoso. "¿Quién es? ¿Dónde está? ¿Cuál es su relación, si la tiene, con la desaparición de Madeleine ?", se ha preguntado. De todos modos, no es el primer retrato robot del secuestrador aunque en el anterior no se distinguían las facciones de la cara del sospechoso.
El retrato se basa en el testimonio de una veraneante inglesa en Praia de Luz, Gail Cooper, que, según el rotativo, fue ignorado por la Policía portuguesa. Cooper, de 50 años, se alojaba en una casa a unos 600 metros del apartamento de la familia McCann y en varias ocasiones vio a un hombre que le pareció sospechoso.

Coincide con la descripción de otra testigo

La descripción de la veraneante parece coincidir con la dada por Jane Tanner, una amiga de los padres de Madeleine que dijo haber visto a un hombre cargando a una niña en pijama rosa la noche en que Madeleine desapareció. Cooper dice haberse encontrado con el sospechoso, que describe como de 38 a 45 años y origen norteafricano, hasta tres veces.
El 20 de abril, cuando comía en un restaurante, lo vio deambulando por la playa bajo una lluvia torrencial; ese mismo día lo volvió a ver cuando el hombre llamó a su puerta pidiendo dinero para un orfanato, que después se comprobó que no existe. Dos días después el sospechoso estaba en la playa mirando a un grupo de niños que hacía actividades infantiles.
News of the world ha investigado la historia de Cooper y posteriormente ha pasado los detalles a la agencia de detectives de los McCann, Metodo 3, con sede en Barcelona, que a continuación ha encargado el bosquejo a la artista especializada Melissa Little.
El boceto del sospechoso, descrito por un portavoz de los McCann como un "sensacional avance" en la investigación, se ha distribuido a la Interpol y a las Policías británica y portuguesa.

Policía chilena investiga supuesto avistamiento

SANTIAGO DE CHILE - Se está investigando un informe sobre supuesto avistamiento en el norte de Chile de la niña británica desaparecida el 3 de mayo del año pasado desde una playa en Portugal.

El detective Segundo Leyton, jefe de la brigada especializada en la búsqueda de personas desaparecidas, dijo a medios locales que la investigación se inició luego de que un ciudadano no identificado dijo a la policía haber vista una pareja de extranjeros con una niña parecida a la pequeña

El informante dijo que la menor estaba en la ciudad de Vicuña, 500 kilómetros al norte, y que el hombre con ella correspondía al retrato hablado del supuesto secuestrador divulgado este mes por los padres de la menor.

El hombre que alertó a la policía, del que sólo se dijo que es un técnico en refrigeración, dijo a la policía que vio a la pareja y la niña en el museo de la poetisa chilena Gabriela Mistral. ganadora del premio Nobel.

Un taxista luso asegura que llevó a Madeleine y a su madre la noche de la desaparición

La desaparición de la niña británica Madeleine McCann hace casi diez meses en el Algarve vuelve a la actualidad. Un taxista de la localidad costera donde desapareció la pequeña asegura que la noche de su desaparición llevó en su coche a Madeleine y a su madre Kate McCann, acompañadas por tres hombres, y que así se lo contó en su momento a la Policía.
El diario digital «Portugal Diario» avanzó ayer las declaraciones del taxista de Vila Real de Santo Antonio, localidad muy próxima de Praia da Luz, donde fue vista por última vez el pasado 3 de mayo Madeleine, de tres años de edad. Antonio Castela afirma que aunque no ha hecho pública esa información hasta ahora, sí informó, dos días después, a la Policía judicial de lo ocurrido.
«Lo que tengo que decir no es mucho, pero puedo decirlo con seguridad. A las ocho y diez de la noche de aquel día, 3 de mayo, entraron en mi taxi, en la plaza de Monte Gordo, tres hombres, una mujer y una niña. A mi lado se sentó un señor, que por casualidad se parece mucho a aquel del que se habló, Robert Murat. Detrás, la señora se sentó en el medio, a la niña la llevaba uno de los hombres, ninguno era muy joven, entre los 40 y 50 años», relata el taxista.
Antonio Castela prosigue su historia indicando que «la niña estaba vestida con un pijama de color rosa y tenía una chaqueta por la espalda. La señora parecía realmente su madre, Kate, llevaba un chaquetón amarillo y tenía el pelo recogido hacia atrás, en una coleta». El taxista asegura acordarse de todo. «Me pidieron que me dirigiese al hotel Apolo, en Vila Real de Santo Antonio. Por el camino, me di cuenta que la niña tenía una manchita en el ojo y tenía un tic en la barbilla», indicó.
Este testigo dice que «los dejé al lado del hotel, me preguntaron cuánto era, en inglés, les dije que tres euros y medio. No fueron al hotel, se dirigieron a un todoterreno de matrícula amarilla».






Hoy 3 de Mayo de 2008 hace un Año que Desapareció Madeleine

La Policia Portuguesa cierra el Caso Madeleine por falta de Pruebas
Investigan supuesta presencia de Madeleine en Amsterdam

La pequeña niña británica Madeleine fue vista supuestamente en Amsterdam poco después de su misteriosa desaparición de un centro turístico en Portugal, lo que está siendo investigado por la agencia de detectives contratada por sus padres Kate y Gerry McCann.
Así lo confirmó hoy el portavoz de la familia, Clarence Mitchell, quien dijo que la agencia española sigue la pista brindada por una testigo. Mitchell acusó a la policía portuguesa de guardarse para sí importantes informaciones sobre la presunta aparición de la pequeña en un negocio de la capital holandesa.
Los padres sólo se enteraron de ello tras levantarse el secreto de sumario de las actas esta semana. Según el portavoz, a una empleada de una tienda de artículos de fiesta le llamó la atención una niña rubia que se llamaba "Maddy". El hecho ocurrió pocos días después de la desaparición de la niña en mayo de 2007.
Según Anna Stam, de 41 años, la pequeña estaba junto con una mujer de habla inglesa, un hombre que al parecer hablaba portugués y otros dos menores.
El hombre "no parecía una buena persona" y la mujer le contó a Stam que eran propietarios de un pequeño circo en Francia. La testigo añade que la niña le preguntó en inglés sin acento: "¨Sabes dónde está mi mamá?".
Entonces ella le contestó que estaba buscando algo en la parte de atrás del local, y la niña dijo: "Esa no es mi mamá. Es una extraña. Me separaron de mi mamá. Me sacaron de mis vacaciones".

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Me gusta esta paguina, ya que tiene todo sobre la desaparicion de Madeleine. Soy una chica de 14 años y estoy en 3º de ESO, que tiene que hacer un trabajo sobre algun desaparecido y con esta paguina creo, que voy a sacar un 10 :$ Yo tambien creo que fueron los padres culpables del secuestro/muerte de la pobre niña de tan solo 4 años :'( Lo unico que se, esque algun dia se sabra la verdad. Muchas gracias por la paguina :)

Nuria dijo...

Muchas gracias por tu comentario y mucha suerte con tu trabajo, yo tambien espero que saques un 10.
Saludos.

Anónimo dijo...

Esa no puede ser la forma de hablar y expresarse de una niña desaparecida hace 5 años. Ana Stam no puede hacer ese comentario. Por favor, más seriedad.

Anónimo dijo...

pues lo siento mucho de verdad les deseo de todo corazon que ojala la encuentren con vida y ojala y dios les de una oportunidad mas a los padres de maddy y espero y ayas sacado un 10 en tu trabajo que bonita recopilacion

Publicar un comentario

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar