Yeremi Vargas y Sara Morales

Yeremi Vargas y Sara Morales
Yeremi Vargas desaparecido el 10 de marzo de 2007 - Sara Morales desaparecida el 30 de julio de 2006

Cada año se registran 20.000 denuncias de niños perdidos

El servicio es importante, ya que la mayoría de los casos son transfronterizos y se lleva a cabo una colaboración internacional vital. Se trata de un número gratuito 

España registra cada año 20.000 denuncias de menores desaparecidos, una cifra alarmante, aunque más baja que las registradas en otras naciones, como Francia, que acapara unas 45.000, o Reino Unido ,que suma 140.000, según los datos aportados recientemente por la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR). Ante esta problemática, el país se suma al número telefónico 116000, que ya opera en 11 naciones europeas y se encarga de dar apoyo psicológico a las familias y de aportar pistas a las investigaciones.

Tal y como afirmó el director de programas de ANAR, Benjamín Ballesteros, la fundación ha atendido desde 1994 más de 1,8 millones de llamadas, por lo que este teléfono internacional servirá de gran ayuda si se tiene en cuenta que, según la organización Child Focus, el 20 por ciento de los casos de desapariciones de niños tienen carácter mundial.

Por todo ello, desde el pasado septiembre opera en España el 11600, ya activo en Bélgica, Francia, Eslovaquia, Hungría, Italia, Polonia, Grecia, Rumania, Holanda y Dinamarca. El servicio es gratuito, funciona en la UE, fue aprobado en febrero de 2007 por la CE y está coordinado por la plataforma Missing Children Europe.

Así, el director de este servicio, Luis Estebaranz, precisó que la fundación trabaja con el teléfono de atención a niños y adolescentes (900202010), con el del adulto y la familia (600505152) y con la web de ANAR (www.anar.org) en su compromiso con la Convención sobre Derechos del Niño de Naciones Unidas.

Además, Estebaranz explicó que las funciones de esta línea telefónica, que abarca todo el territorio español, las 24 horas del día, todos los días del año, con un carácter anónimo y confidencial, son, entre otras, prestar apoyo psicológico a los familiares de los menores desaparecidos y a las investigaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

En este sentido, Estebaranz precisó que existen cuatro niveles de intervención: «La transferencia de llamadas a las Fuerzas de Seguridad; precipitar una actuación de forma inminente de la Guardia Civil o del Cuerpo Nacional de Policía cuando se localiza al menor; ofrecer informes de casos anteriores; y respetar el trabajo de las comunidades autónomas».

CINCO CATEGORIAS

Estebaranz indicó que, a través de la plataforma Missing Children Europe, se han identificado cinco categorías de niños desaparecidos: la fuga - cuando un menor se va de casa lo suele hacer por motivos muy graves, «como puede ser una situación de abusos sexuales»-; el secuestro parental; menores de edad inmigrantes no acompañados; niños desaparecidos, perdidos o heridos; y el rapto criminal.

Por otra parte, apuntó que el 116000 es importante debido a que las desapariciones son transfronterizas; a la necesidad de una intervención inmediata (el 76,2 por ciento de los niños secuestrados y asesinados murieron en las tres primeras horas del rapto); a la necesidad de apoyar a los familiares «inmediatamente después» de la desaparición; y la importancia de comunicar datos sobre las víctimas más allá de las fronteras.

Fuente

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:) :'( :( :P :D :$ ;) :-I :-X :O |O :S

 
Subir Bajar